Tradición forzada

Instalación, 2016

"Tradición forzada" es una instalación compuesta de 20 refranes escritos a punto de cruz, una camisa de fuerza realizada con venda elástica crepe y medio kilómetro de hilo rojo, cuyo objetivo es hacer reflexionar en torno a los estereotipos, prejuicios y discriminación de género presente en ciertos refranes españoles que configuran la tradición y valores que se han ido transmitiendo de generación en generación y de los cuales, algunos de ellos, siguen vivos en la actualidad.


Un gran número de refranes reproduce un sexismo generalizado hacia la población femenina, una violencia verbal que ha ido tejiendo con el paso del tiempo un marco cotidiano en el que las mujeres han sido encasilladas. Es por ello que esta instalación muestra una coqueta camisa de fuerza que representa el rol sexual o de género en el que la mujer está prisionera. Por el simple hecho de ser aparentemente bonita, la violencia del objeto queda relegada a un segundo plano llegando a ser invisible en algunos casos; una metáfora que muestra que estos prejuicios son difíciles de ver debido a su aceptación social, pero el material con el que está realizado, venda crepe, delata que nada bueno se oculta bajo ella.