Luscofusco en Islandia

Fotografía, 2018

Durante mi estancia en SÍM Residency en Islandia en julio de 2018 llevé el concepto de mi proyecto Luscofusco al soporte fotográfico.

Los sublimes paisajes y atardeceres islandeses se convirtieron en protagonistas de la investigación artística que me lleva a condensar los cromatismos y claroscuros de los paisajes pictóricos que afectan al ser humano. Registrar esa terapia diaria imperceptible que influye sobre la psique humana de forma continuada y que está impulsada por la magia y el poder de la luz o de su ausencia. ¿Cómo puede variar la percepción de un lugar según la hora del día?, ¿Hasta qué punto somos conscientes del continuo cambio cromático y lumínico que se produce ante nosotros y cómo éste afecta a nuestra mente?

Busco capturar esos mundos efímeros que son construídos y destruídos constantemente y crear nuevos paisajes artificiales a partir de fragmentos de la realidad, reactivando semánticamente los elementos implicados